Buscar este blog

13 de julio de 2017

El monstruo del lago Ness



Durante siglos, muchos han sido los mitos  y leyendas en torno  al monstruo que vive en las profundidades del lago Ness, en Escocia, y al que cariñosamente los lugareños llaman “Nessie”.
Los testimonios de avistamientos de Nessie  se remontan hasta 1.500 años atrás. Recientemente algunos de los afortunados que dicen haberse topado con el monstruo han aportado “evidencias” fotográficas para respaldar sus afirmaciones, aunque muchas de esas fotos  han resultado ser falsas. La población de Inverness está dividida, pues algunos argumentan a favor de su existencia, sin embargo otros están convencidos de que los rumores en torno a Nessie existen en su gran mayoría para favorecer a la industria del turismo y al folclore local.



La mayoría de las descripciones sobre el monstruo explican que se asemejaría a los extintos plesiosaurios, unas criaturas acuáticas prehistóricas. Éste sería similar a la que presentan los fósiles de plesiosaurios pertenecientes a la era mesozoica; que indican que este animal prehistórico debió ser un animal físicamente enorme, con un cuello alargado, una cabeza pequeña y dos pares de aletas de propulsión bajo el agua. La debatida hipótesis de la conexión de plesiosaurio con el monstruo del lago Ness, hizo que se convirtiera en un asunto popular en el inicio del campo de la criptozoología.



Otra hipótesis expone que Nessie es un dinosaurio que, de alguna forma, escapó a la extinción. Si esto fuera cierto, el monstruo es experto en burlar la detección con equipos de sonar modernos, a pesar de que el lago Ness tiene un área de superficie de 56,4 km2 y, en algunos lugares, una profundidad de 226 mts.

El lago fue examinado a fondo sin encontrar indicios del monstruo. 


En 1868 un artículo publicado en el Inverness Courier habló sobre la existencia de un “pez enorme u otra criatura” en la profundidad del lago. Luego en 1930, el periódico El Northern Chronicle, publicó una noticia titulada “Una extraña experiencia en el lago Ness” en la que se detalla la historia de dos pescadores que se toparon con un animal que produjo un gran remolino cerca de Tore Point.
En 1932, K. MacDonald afirmó que había visto a una criatura similar a un cocodrilo remontando el río Ness.
El 2 de mayo de 1933 el periódico Inverness Courier publicó la noticia de una pareja local que dijo haber visto “un enorme animal rodando y hundiéndose en la superficie”. El informe del “monstruo” se convirtió en una sensación entre los medios. Las editoriales de Londres comenzaron a enviar reporteros a Escocia, e incluso un circo ofrecía una recompensa de 20.000 libras esterlinas por la captura del monstruo.
Ese mismo año, A.H. Palmer  atestiguó un avistamiento el 11 de agosto de 1933 explicando que la criatura tenía apariencia  de ser prehistórico.

La prensa sensacionalista ha encontrado un filón en Nessie, al que han dedicado numerosos titulares.

El 19 de abril de 1934 se publicó la fotografía más famosa  tomada por el cirujano R.K. Wilson de dichoso animal, mostrando a una enorme criatura de cuello largo que se deslizaba a través del agua. Décadas más tarde, el 12 de marzo de 1994, Marmaduke Wetherell afirmó haber falsificado la fotografía tras ser empleado por el periódico Daily Mail para encontrar a Nessie, indicando también que Wilson no habría tomado la foto, y que su nombre fue utilizado solamente para darle más credibilidad a la misma. Esa foto se ha difundido por todo el mundo y es ahora una de las  leyendas urbanas más conocidas.



Esta es la foto más famoso de Nessie, que resultó ser falsa.

MAS

Nessie no está solo. Se han dado avistamientos de monstruos similares en otras partes del mundo. En el lago Tianchi (o Lake Monster),  en el este de China cerca de la frontera con Corea del Norte se ha comentado la existencia de un animal similar a un búfalo con piel gris que ha llegado a atacar a personas para después refugiarse en las profundidades del lago. En Argentina se ha visto a Nahuelito, un animal marino que habita en el lago Nahuel Huapi en la Patagonia y que se dice tiene el tamaño de una vaca. Por último encontramos a Champy, otro animal marino que habita en el lago Champlain, en las proximidades de Nueva York, cuya descripción se asemeja bastante a la que se ha dado de Nessie.

Se han realizado numerosas búsquedas del monstruo. La primera fue organizada en 1934, el momento de mayor popularidad de Nessie. Un grupo de 20 hombres se mantuvieron en los alrededores del lago para aportar cualquier información sobre el animal, y dado el riesgo de un “ataque” se les compensó con el pago de 2 libras diarias por su trabajo.



En las memorias de San Columbano hay un pasaje que narra que en el año 565 d. de C.  al llegar al lago Ness  fue informado de que un terrible animal había mordido con maldad a un nativo. San Columbano se armó de valor y cogió una barca para ir en busca del animal, al que encontró: un monstruo enorme se lanzó hacia él con un gran rugido y la boca desmesuradamente abierta. Pero al hacerle la señal de la cruz y ordenarle al animal alejarse éste lo hizo a toda prisa.

Se han documentado más de 1.000 “avistamientos” con descripciones que varían enormemente, siendo 2004 el año de más actividad cuando, en la elaboración de un documental por el canal 5 de Estados Unidos, se creó una réplica del monstruo que provocó más de 400 llamadas a las autoridades para alertar de que había algo irregular en el lago.




El 1 de abril de 1972, en lo que se conoce como April Fools’ Day, un día que equivale a nuestro día de los Santos Inocentes, un periódico anunció que había encontrado el cadáver de Nessie. La broma incluyó la fotografía de una foca muerta que se había depositado en las inmediaciones del lago, procedente de un zoológico cercano. El artículo fue criticado por algunos lectores, que lo calificaron de mal gusto y excesivo.

Cada año el monstruo atrae a más de un millón de turistas, que generan unos ingresos de más 25 millones de libras.

Según una encuesta de 2006, Nessie está considerado el escocés más famoso del mundo.


La imagen del monstruo ha sido utilizada por multitud de compañías para anuncios, como Kit Kat, Vodafone o la marca de agua escocesa Spring Water. Ha aparecido en varias series británicas, siendo la más famosa Doctor Who, donde tuvo un papel destacado en varios capítulos de la temporada 13. También ha sido protagonista de series animadas, como en el capítulo 224 de Los Simpsons o Scooby Doo. Aparece también en la película “Lago Ness”, realizada en 1996 e incluso aparece una referencia en un nivel del videojuego Super Mario 64, y en 2015, como conmemoración al 81 aniversario de la primera fotografía del monstruo, Google incluyó a Nessie en su famoso doodle.



11 de julio de 2017

Wonder Woman

Sinopsis: Antes de ser Wonder Woman, era Diana, princesa de las Amazonas, entrenada para ser una guerrera invencible. Habiendo crecido en una apartada isla paradisíaca, cuando un piloto americano se estrella en sus orillas y le advierte de un conflicto masivo que sacude el mundo exterior, Diana abandona su hogar, convencida de que puede detener la amenaza. Luchando junto a los hombres en una guerra para acabar con todas las guerras, Diana descubrirá el alcance de su poder… y su verdadero destino.

Tengo que confesar que me siento más próxima a las películas de superhéroes que se hacían en los 80 que a las que se producen ahora. Nací en esa década en la que las películas juveniles nos hacían evadirnos de la realidad. Aquel era un cine repleto de personajes con lo que conectabas al instante, con los que sufrías, reías y vivías mil aventuras sintiéndolo en primera persona. Por eso me cuesta un poco ver este cine de superhéroes en donde lo más importante es cuánta destrucción haya (cuanta más mejor) en  lugar de crear un guión interesante y unos personajes carismáticos con un mínimo de líneas de guión. Sonado fue el caso del último Superman, Henry Cavill, que en la última película de DC Entertainment “Batman Vs Superman” ostenta un récord a la parquedad, apenas pronuncia 43 frases a lo largo de dos horas y media de película.
Lo cierto es que no se puede decir que las últimas películas de la productora DC fueran fracasos, pues en taquilla han rendido mejor que bien. Otro cantar es cómo  han sido valoradas. Los críticos se han cebado con ellas y razón no les falta, pues atesoran todos los defectos mencionados: guiones inexistentes, personajes mal dibujados, y un exceso de ruido y uso gratuito de efectos especiales para enmascarar sus flojas tramas.



Por ello DC ha apostado por Wonder Woman para subsanar estos fallos. ¿Lo ha conseguido? La respuesta es que DC va mejorando favorablemente pues “Wonder Woman” logra algo que no habíamos podido hacer con los últimos personajes de su cantera de superhéroes, que empaticemos con los protagonistas.
No lo tenía fácil, pues ya incluso antes de su estreno la película parecía tenerlo todo en contra. Algunas voces machistas habían puesto en duda  la capacidad de la superheroína para atraer a las masas alegando un supuesto tono feminista de la película.
Aún así la directora Patty Jenkins ha salido  airosa del reto. Y aunque no es una película realmente memorable sí que es claramente más entretenida que las últimas y fallidas propuestas de la productora.



¿Qué falla? Pues hay algo muy notorio que le resta puntos; los mencionados efectos especiales que se notan bastante flojos y no están a la altura de una historia de superhéroes. Otro punto bastante en contra, y que suele descuidarse en muchas películas del género, son los antagonistas, los malos de la función. Sinceramente todos lucen caricaturizados al extremo, con todos sus clichés y tópicos posibles, que incluyen deformidades físicas, estética nazi, looks extravagantes, risitas malévolas…; sólo les faltó la sempiterna mascota en el regazo para completar el cuadro. A parte y aunque los personajes principales están bien definidos los secundarios están algo descuidados.



¿Sus aciertos? Wonder Woman. Gal Gadot. Porque ella es todo lo que esperamos de una heroína. Es fuerte pero tierna, es ingenua pero con grandes convicciones, confía más en la humanidad de lo que la humanidad lo hace consigo misma, es aguerrida, una amazona, es femenina pero decidida. Es aquel Clark Kent de 1978 que llegaba a Metrópolis rebosante de energía escondiendo su identidad tras unas gafas. Hay muchas características de ambos que comparten, pero no parece ser casualidad pues Patty Jenkins ha admitido que se inspiró en aquella película para su Wonder Woman, y se nota, pues hay más de un guiño  a ella.  
Si hablamos de los puntos buenos hay que mencionar la química entre los dos personajes protagonistas, Diana y Steve Trevor; su historia de amor es creíble y fluida. El ritmo de la película es bueno, aunque hay que decir que hacia el tercer acto se estanca. Y es que la película tiene un desarrollo bastante clásico por ello tiende a ser  previsible, y como tiene una clasificación para todos los públicos también es bastante “light”. Aunque el escenario de la historia es la cruenta primera guerra mundial este es un tema que se toca muy superficialmente, motivo por el cual las batallas son escasas y asépticas. La trama trata sobre el bien y el mal, y deja algunas reflexiones interesantes sobre ello.



En definitiva, una buena opción palomitera si quieres pasar un rato agradable.

Recomendada. 


2 de julio de 2017

Yuky Onna, la mujer de hielo.





Esta extraña leyenda que habla de una mujer de hielo surgió en Japón hace cientos de años, en el siglo XIV, durante el período Muromachi.  Dicha  mujer era muy conocida en las zonas más altas y frías y su nombre era Yuky Onna. Su leyenda es  una de las más populares del folclore japonés.
Nadie sabe quién era Yuky-Onna pero se la describe como una mujer muy hermosa, de piel extremadamente pálida casi transparente y largos cabellos blancos, que flota sobre la nieve sin dejar huella y que puede transformarse en una nube de niebla o hielo si se siente amenazada. Suele aparecer en las tormentas de nieve y si te topas con ella es seguro que no salgas con vida pues se alimenta de energía humana, para lo que  posa sus labios sobre la boca de su víctima y absorbe toda su energía dejándolos congelados. 



Algunos relatos apuntan a que era una sirvienta del dios de la montaña y otros que era una mujer asesinada en el bosque en busca de venganza. Su nombre significa “mujer de hielo”, “mujer de nieve” o “mujer carámbano”. A veces es representada como una madre con un niño en brazos. Cuando el humano incauto toma al bebé en su regazo, queda automáticamente convertido en hielo.
La historia más popular cuenta que dos leñadores, uno joven y otro anciano, quedaron atrapados por una tormenta de nieve y se refugiaron en una cabaña. Se durmieron y el más joven, de nombre Minokichi, se despertó al notar un viento helado entrando por la puerta de la cabaña. Al mirar en esa dirección vio a una mujer vestida de blanco, que inclinada sobre su compañero lo dejaba congelado con su aliento, era Yuki-Onna. Cuando la mujer se acercó a Minokichi lo vio tan joven y bello que se apiadó de él y no lo mató, pero le hizo prometer que no contaría a nadie lo ocurrido o volvería para acabar con él.



Minokichi se casó un año después con una joven llamada O-Yuki, que significa nieve. Su matrimonio era muy feliz y tuvieron varios hijos. Hasta que un día el chico olvidó su promesa y le contó lo ocurrido en la cabaña a su esposa. En ese momento O-Yuki se convirtió en Yuki-Onna y le recordó el juramento. Cuando estaba a punto de acabar con su vida, volvió a apiadarse de él, pues era un padre excelente. Lo dejó al cuidado de sus hijos y desapareció para siempre.

La figura de Yuki-Onna, realmente personifica la muerte que acecha a los que se encuentran inmersos en una gran tormenta de nieve, con pocas posibilidades de sobrevivir. La leyenda ha ido evolucionando y de ese ser terrorífico ha pasado a tener un lado más amable en los cómics y en la literatura moderna.


30 de junio de 2017

La Momia (2017)

Sinopsis: Una antigua princesa es despertada de su cripta en lo más profundo del desierto. Ahmanet (Sofia Boutella) fue una princesa egipcia cuyo destino era convertirse en faraón. Pero cuando es engañada por su propio padre, que ofreció el trono a su hijo varón, la joven se revela y es injustamente enterrada en una tumba. Al cabo de los siglos, Ahmanet ha despertado, en el tiempo presente, con gran rencor y muchas ganas de venganza. Su odio traerá al mundo una gran maldad, y el terror que causará desafiará la comprensión humana.

Menuda decepción. Bueno, tampoco es que tuviera unas expectativas muy altas, pero creía que iba a ver algo entretenido, algo un poco más gótico que la anterior y carismática versión de 1999 protagonizada por Brendan Fraser y Rachel Weisz, y nada que ver. Ni gótica, ni divertida, ni siquiera entretenida.
Los estudios Universal Pictures quieren resucitar a sus monstruos clásicos empezando por uno de los más exóticos y fascinantes. Este nuevo y ambiciosos proyecto, en el que veremos nuevas versiones de las películas protagonizadas por La momia, El hombre invisible, o Frankenstein, por nombrar a los más famosos,  se conoce como “Dark Universe”. Su lema es una frase muy famosa, ‘Bienvenidos a un nuevo mundo de dioses y monstruos´ (Welcome to a new world of gods and monsters) que pertenece a la película La novia de Frankenstein (1935).



El tráiler prometía pero el resultado deja que desear, la verdad es que es una cinta muy floja. La primera parte donde se nos presentan a los protagonistas es más o menos prometedora, pero todo se va al traste en un abrir y cerrar de ojos, desembocando en un segundo y tercer acto bastantes regulares e irritantes.
Para empezar hay algo que no cuaja nada, y es el tono de la película. Intenta ser de terror, pero de pronto te meten unos gags "humorísticos" que dan penita y que más que moverte a la carcajada te mueven a la vergüenza ajena. Los efectos especiales no están muy logrados, lo que no ayuda a tomarte en serio la película pues todo tiene un aspecto como de cartón piedra, en especial la caracterización de la momia cuando aún no tiene una forma humana definida. La fotografía es oscura, muy oscura, quizás para disimular la cutrez de los efectos especiales y que se noten menos.
Uno de los sellos más característicos de Tom Cruise es que corre en todas sus películas, es su marca y aquí también lo hace  demostrando que a sus casi 55 años está muy en forma, pero es que no lo veo en este personaje... y creo que él tampoco.



La momia es un personaje que va de aquí para allá, con una estética muy cuidada y diferente, con sus tatuajes y su doble púpila, una característica escalofriante, pero ni fu ni fa, está muy desaprovechada y es que no tiene la presencia que tenían otras momias de la Universal. No es fallo de la actriz, sino del guión. Su personaje va a la deriva (al igual que el resto de los personajes secundarios) en una trama que  es...  nada, un cero a la izquierda. Y es que se nota mal hecha, una trama y un guión  inventados rápido y corriendo para cumplir con el mínimo, pero sin brío y bastante mediocre.
Hay que mencionar obligatoriamente a Russel Crowe... pero no porque lo haga bien precisamente.



En definitiva, Universal deberá ponerse las pilas si quiere que su Dark Universe de los frutos esperados, porque esta primera película es muy fallida.
Si se te ha pasado por la cabeza verla, un aviso, huye como de la peste...

28 de junio de 2017

Las fotos de Terry O´Neill

Terry O´Neill (30-07-1938) comenzó su carrera de forma accidental. Su sueño era ser músico y viajar a EEUU, pero  la foto que le hizo al secretario de Asuntos Exteriores británico dormido en el aeropuerto de Londres lo cambió todo. Un periódico le compró la imagen y Terry encontró su vocación tardía. Corría el año 60 y él apenas tenía veinte años.
El fenómeno fan le debe mucho a O’Neill, pues fue él el primero en  retratar a grupos de música como los Beatles y los Rolling Stones, y publicar ese material en prensa. La primera fotografía publicada de los Beatles la realizó él, en 1963, en el patio de los míticos estudios Abbey Road. Era la primera vez que se retrataba a un grupo pop, y también la primera vez que se publicaba en la portada de un periódico, que se agotó nada más salir.
Vivir la década de los 60 en Londres le permitió ser testigo de cómo la ciudad se convertía en la capital mundial de la cultura y la moda juvenil. Se codeó con modelos y personalidades como los Rolling, las modelos Jean Shrimpton o Mary Quant, y con actores como Michael Caine o Julie Christie, entre otros.
Entre las supermodelos que ha podido fotografiar se encuentran también Naomi Campbell y Kate Moss. Pero entre todas las leyendas femeninas que tuvo el honor de inmortalizar, Terry distingue a Audrey Hepburn: “es la estrella más distinguida que he fotografiado. Perfecta y bellísima. ¡Era imposible tomar una mala foto de ella! No existe una nueva Audrey, ni la habrá”.

Terry tiene un método de trabajo que le facilita tomar fotos espontáneas, ya que pasa días enteros con sus modelos. Fue el fotógrafo oficial de Frank Sinatra durante 30 años, a quien acompañaba a todas partes. Sin embargo nunca se hicieron amigos ya que su papel se limitaba a observar pues siempre se ha guiado por tres reglas fundamentales: ser invisible, tener paciencia y saber combinar la discreción y las relaciones públicas.




















7 de junio de 2017

Piratas del Caribe. La venganza de Salazar.


El pasado siempre vuelve, y en esta nueva entrega de las aventuras del Capitán Jack Sparrow  nuestro pirata más excéntrico va tener que lidiárselas con un viejo enemigo, el Capitán Salazar, que junto a su maldita tripulación ha escapado del triángulo del Diablo para cobrarse su venganza.  Para huir de Salazar, Jack tendrá que encontrar el Tridente de Poseidón, y para ello contará con la ayuda  de Carina Smyth, una astrónoma, y con Henry Turner, un soldado de la Marina Real.

La venganza de Salazar es la quinta película de la saga de aventuras Piratas del Caribe tras la última e irregular entrega que se estrenó hace ya seis años y que supuso un bajón para todos los fans. Esta nueva entrega está dirigida por Joachim Rønning y Espen Sandberg, dos directores que han firmado películas como Kon-Tiki (2012) y Max Manus (2008).
El reparto está encabezado por el imprescindible Johnny Depp, además de por otros habituales como Geoffrey Rush y Orlando Bloom, quien regresa tras el parón de su personaje en la cuarta película. Los nuevos son Javier Bardem, quien presta su voz y su cara al villano de la función, Salazar, y Kaya Scodelario y Brenton Thwaites. El guión ha sido escrito por Jeff Nathanson (Atrápame si puedes, Indiana Jones y el Reino de la Calavera de Cristal). La música corre a cargo de Geoff Zanelli ampliando los temas compuestos por Hans Zimmer y Klaus Baldest.



Catorce años han pasado desde que Gore Verbinski iniciara la más famosa saga de piratas de Hollywood. Ha llovido mucho desde entonces y tras cinco películas es normal que se note cierto desgaste. Y aunque las comparaciones son odiosas, e inevitables, si se percibe que la saga ha perdido frescura por el camino. Se echa de menos aquel humor ocurrente y refrescante de la primera película, para mí la mejor de todas. Quizás se deba a que  todo nos suena un poco, no existe el factor sorpresa, los chascarrillos y excentricidades de Sparrow ya no nos sorprenden tanto y aún así siguen siendo muy divertidos porque el personaje en sí lo es, aunque sea lógico que con el tiempo las formulas se agoten y pierdan eficacia si se abusa de ellas.  



Aquí no vas a encontrar nada que no hayas visto antes, porque Piratas del Caribe es lo que es y no hay más: acción, aventura, humor, un poco de romance, componentes fantásticos y leyendas del mar, luchas navales y buenos efectos  especiales. Todo ello  compone un entretenimiento a la altura de las expectativas.



No por ello La venganza de Salazar es perfecta ni mucho menos, la trama tiene ciertos agujeros y el diseño de algunos personajes, sobre todo de los interpretados por los jóvenes Kaya y Brenton, es algo plano. Ella tiene un poco más de relevancia, pero Brenton se mantiene bastante lineal (aunque en un principio parecía que iba a tener más gancho) y en el tramo final inicia una línea descendente, el romance entre ambos se ve algo forzado y resulta innecesario.  El villano tampoco corre mejor suerte, su historia es esbozada pero sin mucha garra ni brillo. Es un malo que impresiona porque Bardem posee ese físico necesario y ayudado por la caracterización  más aún pero sabe a poco, como todos los demás queda eclipsado por Sparrow que a diferencia de en la cuarta entrega está convenientemente dosificado para no saturar, aunque ya sabemos que es él el principal reclamo de la saga.



Lo mejor es que es una película 100% entretenida, las escenas navales son espectaculares y los efectos especiales están muy bien. Tiene ese aire de las películas de aventuras de antes que tenían esa increíble capacidad  de evasión. Creo que además posee su dosis de emotividad por ese  final en que perdemos a un personaje mítico  y volvemos a reencontrarnos con otro ausente.
La verdad es que disfruté mucho en el cine, y a una película con ese espíritu no le pido más. Que durante las dos horas que dura todo se desvanezca alrededor y salir de la sala con la satisfacción de haber pasado un  buen rato  con esos personajes que tan buenos momentos me han brindado. Esa es la magia del cine y Piratas del Caribe, la venganza de Salazar lo consigue.

Recomendada. 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...