Buscar este blog

16 de enero de 2018

Si los lunes son azules, ¿de qué color son los martes?

Hay fechas para todo y por supuesto hasta para elegir el día más triste del año; y cómo no, de todos los días de la semana los lunes son los que más manía despiertan. Para empezar porque vienen a continuación del fin de semana. El lunes es un aguafiestas, nos recuerda que tenemos que madrugar, volver a las obligaciones,  y si encima es un lunes en medio del mes de enero,  y viene frío, desapacible, antipático y gris se convierte matemáticamente en el más tristón.
Blue Monday es un invento reciente. En 2005 el psicólogo Cliff Arnall ideó una fórmula para calcular cuál es el peor día del año y llegó a la conclusión de que ese día era el tercer lunes de enero pues se juntaban varios factores; para empezar la tristeza que provoca el invierno y su clima,  los excesos navideños que nos pasan factura y además suele coincidir en ese instante en que dejamos a un lado los propósitos de año nuevo (hablé de lo poco que nos duran en este post) . En nuestro país a esto siempre se le ha llamado la cuesta de enero, pero tiene mucho más tirón su expresión en inglés, Blue Monday.



¿Por qué blue? Para los habitantes de habla inglesa la palabra “blue”, además de azul, significa “tristeza”. Feel blue, es un estado de melancolía que tiene que ver con  las fluctuaciones del ánimo. El azul es un color primario y de una gama fría. Sin embargo también es el color preferido de la mayoría de las personas, es elegante, sereno, se asocia a la inteligencia y concentración y fue elegido el color de la paz.
Los lunes pueden ser azules aunque vengan teñidos de gris, pero ¿de qué color son los martes?  Creo que estaría bien elegir un color para este día de la semana que al menos en nuestro país, tampoco es muy querido, pues su nombre proviene de la época romana y se consagraba a Marte, el dios de la guerra en la mitología latina; los martes se consideraban un día de mal agüero para emprender cualquier asunto importante, sobre todo si estaba asociado a un número en concreto, el temido trece.

Por todo ello creo que su color estaría en la gama de los colores cálidos, quizás un color caramelo, un ocre, o un tono tierra. Para mí, los martes de enero tienen estas tonalidades; la de un sol tibio que no llega a calentar demasiado, la del resplandor que arroja una vela sobre una pared, o ese color de las galletas recién horneadas… un color hogareño para esos días, como hoy, en que la climatología  sólo invita a estar al calor del hogar… 









10 de enero de 2018

La música cura

Dicen de ella que es la medicina del alma, y es verdad. La música tiene esa cualidad extraña, consigue modular tu estado de ánimo hasta transformarlo por completo. Cuando una canción te llega, te “toca”,  ya no te abandona. Puede que el tiempo cambie su significado, porque la música cambia contigo, adaptándose a tus nuevas medidas corporales y emocionales, pero una vez que ha sido capaz de remover tus sentimientos siempre formará parte de la banda sonora de tu vida. Siempre estará ahí, hibernando o presente. Es la música que te ha acompañado en las etapas de la vida, con la que reíste o te enamoraste, con la que lloraste, echaste de menos o te emocionaste. Música con la que incluso puedes viajar en el tiempo.
Hace un tiempo leí que la música puede aliviar el dolor de una enfermedad terminal, es capaz de recuperar recuerdos en los enfermos de alzheimer,  tiene un efecto increíble en los fetos dentro del vientre materno y favorece el aprendizaje y la memoria. La música cura.



Escribo estas líneas escuchando una de esas canciones, uno de los “hits” de mi vida. Su melodía me acuna, me hace sentir un poco de melancolía y mucho de nostalgia porque hay tanto de poesía en esta canción de Antonio Vega... Ese ser demasiado apasionado, cansado y frágil, que tenía el coeficiente de Albert Einstein y un talento de otro mundo.
Antonio Vega escribió está canción en un momento en que no se encontraba bien, y aún así consiguió arrancar de la guitarra estos  acordes llenos de belleza y sensibilidad. Porque así era él, se entregaba a todo con pasión, a la vida, a las drogas, pero sobre todo a la música.

Y yo sólo sé que hay momentos en que vuelvo al sitio de esta canción, el sitio de mi recreo, y me siento muy próxima a él, a su forma de rasgar las cuerdas, a susurrar esa melancolía que es capaz de llevarme hacía un lugar bañado por el sol, de espiga y deseo, de silencio, brisa y cordura, de nieve, huracán y abismos... 

 Y escucharla con los ojos cerrados... El sitio de mi recreo.

7 de enero de 2018



Algunas crónicas cuentan que Oscar Wilde estaba convencido de que, en un gran número de ocasiones, la gente no escuchaba cuando se les hablaba, por lo que para demostrarlo explicaba a sus conocidos la anécdota que le ocurrió el día que tuvo que asistir a una importante fiesta a la que llegó tarde.
Para justificar su tardanza ante la anfitriona, Wilde puso como excusa que se había demorado debido a que ‘había tenido que enterrar a una tía suya a la que acababa de matar’.
La dama sin inmutarse contestó al escritor irlandés:


«No se preocupe usted. Lo importante es que haya venido»

21 de diciembre de 2017

Kogarashí... invierno... solsticio


Por un pequeño hueco de la ventana se coló dentro de la casa, gélido y afilado. Al otro lado, el morador que dormitaba en el sofá sintió un escalofrío y cogió una manta. En una casa del mismo barrio una chica lo notó enredado en sus tobillos al salir de la ducha, mezclado de las gotas de agua que resbalaban de su cabello mojado,  y tiritó. Una calle por detrás el adolescente que volvía de sus clases de guitarra arrastrando con cansancio los pies lo notó pegado a su nariz y estornudó. El conductor que pasaba en ese momento con cara de sueño después de un día de trabajo  lo descubrió sobre sus hombros y se encogió, resoplando. El niño que ya se ponía el pijama para irse a la cama lo apreció pegado a las sábanas… Frío.


Feliz solsticio de invierno. 
Hoy es el día más oscuro del año en el hemisferio norte por lo tanto también nos trae la noche más larga, tan sólo nueve horas de luz. 


18 de diciembre de 2017

Enciende!


Buda dijo: 

Si enciendes una luz para alguien, también alumbrará tu camino.


En estos tiempos de oscuridad, de miedo y desesperanza conviene recordar estas sabias palabras que hablan de la generosidad y la entrega sincera. Muchas veces nos sentimos perdidos en la vorágine de nuestras vidas, enfocándonos solamente en lo que nos preocupa,  y perdemos de vista a los que nos rodean. Es un acto de amor desinteresado encender una luz para alguien, porque cuando ayudas a otra persona te ayudas a ti mismo. 


13 de julio de 2017

El monstruo del lago Ness



Durante siglos, muchos han sido los mitos  y leyendas en torno  al monstruo que vive en las profundidades del lago Ness, en Escocia, y al que cariñosamente los lugareños llaman “Nessie”.
Los testimonios de avistamientos de Nessie  se remontan hasta 1.500 años atrás. Recientemente algunos de los afortunados que dicen haberse topado con el monstruo han aportado “evidencias” fotográficas para respaldar sus afirmaciones, aunque muchas de esas fotos  han resultado ser falsas. La población de Inverness está dividida, pues algunos argumentan a favor de su existencia, sin embargo otros están convencidos de que los rumores en torno a Nessie existen en su gran mayoría para favorecer a la industria del turismo y al folclore local.



La mayoría de las descripciones sobre el monstruo explican que se asemejaría a los extintos plesiosaurios, unas criaturas acuáticas prehistóricas. Éste sería similar a la que presentan los fósiles de plesiosaurios pertenecientes a la era mesozoica; que indican que este animal prehistórico debió ser un animal físicamente enorme, con un cuello alargado, una cabeza pequeña y dos pares de aletas de propulsión bajo el agua. La debatida hipótesis de la conexión de plesiosaurio con el monstruo del lago Ness, hizo que se convirtiera en un asunto popular en el inicio del campo de la criptozoología.



Otra hipótesis expone que Nessie es un dinosaurio que, de alguna forma, escapó a la extinción. Si esto fuera cierto, el monstruo es experto en burlar la detección con equipos de sonar modernos, a pesar de que el lago Ness tiene un área de superficie de 56,4 km2 y, en algunos lugares, una profundidad de 226 mts.

El lago fue examinado a fondo sin encontrar indicios del monstruo. 


En 1868 un artículo publicado en el Inverness Courier habló sobre la existencia de un “pez enorme u otra criatura” en la profundidad del lago. Luego en 1930, el periódico El Northern Chronicle, publicó una noticia titulada “Una extraña experiencia en el lago Ness” en la que se detalla la historia de dos pescadores que se toparon con un animal que produjo un gran remolino cerca de Tore Point.
En 1932, K. MacDonald afirmó que había visto a una criatura similar a un cocodrilo remontando el río Ness.
El 2 de mayo de 1933 el periódico Inverness Courier publicó la noticia de una pareja local que dijo haber visto “un enorme animal rodando y hundiéndose en la superficie”. El informe del “monstruo” se convirtió en una sensación entre los medios. Las editoriales de Londres comenzaron a enviar reporteros a Escocia, e incluso un circo ofrecía una recompensa de 20.000 libras esterlinas por la captura del monstruo.
Ese mismo año, A.H. Palmer  atestiguó un avistamiento el 11 de agosto de 1933 explicando que la criatura tenía apariencia  de ser prehistórico.

La prensa sensacionalista ha encontrado un filón en Nessie, al que han dedicado numerosos titulares.

El 19 de abril de 1934 se publicó la fotografía más famosa  tomada por el cirujano R.K. Wilson de dichoso animal, mostrando a una enorme criatura de cuello largo que se deslizaba a través del agua. Décadas más tarde, el 12 de marzo de 1994, Marmaduke Wetherell afirmó haber falsificado la fotografía tras ser empleado por el periódico Daily Mail para encontrar a Nessie, indicando también que Wilson no habría tomado la foto, y que su nombre fue utilizado solamente para darle más credibilidad a la misma. Esa foto se ha difundido por todo el mundo y es ahora una de las  leyendas urbanas más conocidas.



Esta es la foto más famoso de Nessie, que resultó ser falsa.

MAS

Nessie no está solo. Se han dado avistamientos de monstruos similares en otras partes del mundo. En el lago Tianchi (o Lake Monster),  en el este de China cerca de la frontera con Corea del Norte se ha comentado la existencia de un animal similar a un búfalo con piel gris que ha llegado a atacar a personas para después refugiarse en las profundidades del lago. En Argentina se ha visto a Nahuelito, un animal marino que habita en el lago Nahuel Huapi en la Patagonia y que se dice tiene el tamaño de una vaca. Por último encontramos a Champy, otro animal marino que habita en el lago Champlain, en las proximidades de Nueva York, cuya descripción se asemeja bastante a la que se ha dado de Nessie.

Se han realizado numerosas búsquedas del monstruo. La primera fue organizada en 1934, el momento de mayor popularidad de Nessie. Un grupo de 20 hombres se mantuvieron en los alrededores del lago para aportar cualquier información sobre el animal, y dado el riesgo de un “ataque” se les compensó con el pago de 2 libras diarias por su trabajo.



En las memorias de San Columbano hay un pasaje que narra que en el año 565 d. de C.  al llegar al lago Ness  fue informado de que un terrible animal había mordido con maldad a un nativo. San Columbano se armó de valor y cogió una barca para ir en busca del animal, al que encontró: un monstruo enorme se lanzó hacia él con un gran rugido y la boca desmesuradamente abierta. Pero al hacerle la señal de la cruz y ordenarle al animal alejarse éste lo hizo a toda prisa.

Se han documentado más de 1.000 “avistamientos” con descripciones que varían enormemente, siendo 2004 el año de más actividad cuando, en la elaboración de un documental por el canal 5 de Estados Unidos, se creó una réplica del monstruo que provocó más de 400 llamadas a las autoridades para alertar de que había algo irregular en el lago.




El 1 de abril de 1972, en lo que se conoce como April Fools’ Day, un día que equivale a nuestro día de los Santos Inocentes, un periódico anunció que había encontrado el cadáver de Nessie. La broma incluyó la fotografía de una foca muerta que se había depositado en las inmediaciones del lago, procedente de un zoológico cercano. El artículo fue criticado por algunos lectores, que lo calificaron de mal gusto y excesivo.

Cada año el monstruo atrae a más de un millón de turistas, que generan unos ingresos de más 25 millones de libras.

Según una encuesta de 2006, Nessie está considerado el escocés más famoso del mundo.


La imagen del monstruo ha sido utilizada por multitud de compañías para anuncios, como Kit Kat, Vodafone o la marca de agua escocesa Spring Water. Ha aparecido en varias series británicas, siendo la más famosa Doctor Who, donde tuvo un papel destacado en varios capítulos de la temporada 13. También ha sido protagonista de series animadas, como en el capítulo 224 de Los Simpsons o Scooby Doo. Aparece también en la película “Lago Ness”, realizada en 1996 e incluso aparece una referencia en un nivel del videojuego Super Mario 64, y en 2015, como conmemoración al 81 aniversario de la primera fotografía del monstruo, Google incluyó a Nessie en su famoso doodle.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...